El proceso de creación de un libro es siempre complicado y a la vez muy gratificante. Debes encontrar la historia perfecta y contarla de tal manera que tus lectores encuentren la información en el momento adecuado, brindando momentos de tensión y momentos sorprendentes que cautiven la imaginación del lector y que conecten con sus sentimientos y deseos.

Runaway-3D

El título de libro, entonces es una extensión de este trabajo y debe reflejar todo este contenido en una sola frase; cuanto más corta, mejor.

Cuando el proceso de escritura está terminado y el título escogido, muchos autores olvidan que tienen que vender el libro. Y sin dudas tu carta de venta principal será la calidad del libro y el título elegido, pero no dudes que una buena tapa significará éxito o pasar desapercibido frente a tus posibles lectores. La gente sigue comprando con los ojos y los libros se siguen vendiendo por sus cubiertas.

Hablaremos mucho sobre tapas en este blog, pero hoy quiero centrarme en una herramienta poco utilizada por los autores nóveles, pero que ningún editor serio pasa por alto: “La Frase Gancho”.
Algunos la llaman “Leitmotiv” (del alemán leiten, ‘guiar’, ‘dirigir’, y motiv, ‘motivo’), es el ‘tema musical recurrente en una composición y, por extensión, ‘motivo central recurrente de una obra literaria o cinematográfica’. (Fuente Wikipedia)

71wlxc6RunL

A menos que seas un autor muy conocido y que tu nombre sea tu mayor “gancho”(Dan Brown, Jules Verne, Asimov, Isabel Allende, Saramago, Borges, tú), siempre se recomienda el uso de una frase que invite a seguir leyendo.

 

 

 

Para los libros de NO FICCIÓN, esta técnica servirá para definir el Subtítulo, que es parte integral de la tapa en toda obra de información. Un buen subtítulo es tan imprescindible como una buena frase gancho.

Esta frase gancho o Leimotiv, por su caracteristica de guía y motivo de la trama es un excelente medio para generar interés en el lector potencial, ya que indica hechos y giros de la trama sin develarlos e incluye preguntas que provocarán en tus prospectos el deseo de seguir leyendo para resolverlas.

Generalmente la “Frase Gancho” se incluirá en la tapa del libro (y en todas las promociones); y junto con el título y las imágenes será la herramienta principal para comunicar los valores de tu libro, además de un gran factor de decisión en la mente de tus lectores.

Una excepción al uso de la frase gancho, es la inclusión en la tapa de los premios que has ganado. Siempre es atractivo leer algo que han premiado, pues “garantiza” cierta calidad literaria (lo de garantiza va entre muchas comillas)

Recuerda que vender más te permitirá llegar a más lectores y seguir escribiendo. No descuides tu parte comercial.

 

La técnica es la siguiente:

Sin contar nada de la trama, debes encontrar al menos 3 afirmaciones y/o 3 preguntas, que indiquen los problemas que tu protagonista enfrentará en el libro. Pueden ser afirmaciones sueltas sin preguntas, o preguntas sin afirmaciones. Puedes utilizar estas preguntas-afirmaciones directamente o resumirlas en una frase corta, nunca más de dos lineas de texto, que exprese las incognitas y los momentos clave de tu obra. Pero ¡cuidado!; sin develar nada de la trama.

Otra gran herramienta en la creación de una frase gancho, es utilizar una o dos lineas destacadas de las reseñas que tengas de tu libro; si estas son de medios importantes mucho mejor. El problema es que cuando publicas un libro, todavía no tienes reseñas “oficiales” (lo que tus amigos del equipo de futbol opinen no es muy imparcial. No, la reseña de tu Tía Tota tampoco). Así que debes generarla tú mismo.

Es una técnica que se aprende viendo como lo hacen otros y te invito a que examines los libros de la misma categoría que el tuyo, para encontrar las particulares formas que en cada estilo literario comunican esta herramienta.

Existe una gran cantidad de detractores de este tipo de técnica dentro del mundo de la publicación digital, pues afirman que la frase es ilegible en las pantallas cuando tu libro está en las listas de las librerías. (Mira el ejemplo de mi novela en Amazon) Lo cierto es que aunque no es posible leer la frase gancho a la primera, SI, es visible; y cuando las imágenes y el título de tu libro han cumplido su misión de plantar la intriga en la mente del lector, éste sabe que existe una información extra a un click de distancia… Y ¡voilá! has captado a un potencial lector los cuatro segundos necesarios para que decida comprar tu libro.

P1-MX-020815-CFGral

Hay infinidad de ejemplos y cada libro y categoría literaria tiene su propio estilo. Mira los ejemplos a continuación y busca los tuyos propios.

71R2+XwYjnL._SL1500_ 91EoB7EyZvL._SL1500_ 91+dpYs5vqL._SL1500_ 81bSeFnyxhL._SL1500_ 81OcYtH2bdL._SL1500_

 

71MVyk6ZbML._SL1100_

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estoy seguro que esta técnica hará que tu libro destaque y que tus potenciales lectores aprecien tu obra.

Un muy cordial saludo y hasta la próxima.

🙂

Creando una “frase gancho” en la tapa de tu libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *